• Alzheimer, Demencia Senil

    ¿Desearía poder aliviar este tipo de enfermedades Efectivamente? ¡Ahora es posible con nuestro tratamiento! Mejorando la memoria, el lenguaje, la percepción, el juicio y el pensamiento. A su vez, el paciente puede lograr un mejor sueño, evitar la depresión y aumentar la capacidad para realizar tareas cotidianas! Leer más +
  • Tratamiento: Celulas Madre

    Con nuestro tratamiento de células madre o terapia celular el paciente puede mejorar de manera efectiva ya que se regenerarán las células cerebrales. Adicional a esto nuestro tratamiento le ofrece al paciente beneficios adicionales como aumento en la vitalidad, vigor, energía y sistema inmunológico. Leer más +
  • Memoria, Vitalidad y Energia

    La combinación de los resultados obtenidos mediante nuestro tratamiento le dará una motivación al paciente en el día a día, y los beneficios son muy positivos. Mientras mayor es la dosis, el tiempo de tratamiento es más corto y los resultados se verán más rápido. Leer más +
> <
  • 1
  • 2
  • 3

Productos

  • 1
  • 2

Cómo reconocer los síntomas de la demencia senil

 

 

 

Ver como un ser querido es víctima de los estragos provocados por la enfermedad de alzheimer u otras formas de demencia senil puede ser una experiencia desgarradora. Aunque no hay cura para la demencia, conocer los síntomas de su aproximación puede ser un beneficio al hacer planes para ayudar a tu ser querido a lidiar con sus efectos. He aquí como reconocer los síntomas de la demencia senil.

Observando los síntomas

1Analiza las pérdidas de memoria recientes. Aunque todos olvidamos cosas de vez en cuando, los que sufren de demencia nunca las recuerdan más tarde. Pueden preguntar lo mismo repetidas veces olvidando la respuesta que les fue dada e incluso olvidando el haber formulado la pregunta.

Presta atención en la dificultad para realizar tareas que solían realizar con facilidad. Los que sufren esta enfermedad pueden olvidarse de servir la comida que recién han cocinado e incluso olvidar que la han cocinado.

3Nota problemas al hacer uso del lenguaje. Aunque cualquier persona en ocasiones puede tener dificultades para encontrar una cierta palabra al expresarse, los que sufren demencia senil pueden ponerse nerviosos al ser incapaces de encontrar la palabra correcta y, a causa de ello, salirse de sus casillas frente a la persona con la que están dialogando. Eventualmente, puede que no se sena siquiera capaces de comunicarse verbalmente, haciéndolo solamente por medio de expresiones faciales o gestos.

4Ten en cuenta desorientaciones espaciales y temporales. Los que sufren demencia senil pueden alejarse sin rumbo, olvidarse de cómo llegaron a determinado lugar y cómo regresar a donde pertenecen. Puede que también se confundan las direcciones, pensando que el norte es el sur y el este el oeste.

5Fíjate si hay cosas mal ubicadas en lugares que no tienen sentido. Los que sufren demencia pueden poner una pulsera en la heladera o una botella en el sótano.

6Busca los problemas razonando y pensando abstractamente. Mientras que una persona normal puede ocasionalmente cometer errores al llevar un orden en su chequera, algunas personas que sufren esta enfermedad pueden olvidarse del concepto de los números. Puede que también fallen en reconocer que el pitido de una caldera sobre la hornalla significa que el agua está hirviendo y dejen que ésta se evapore.

7Nota cambios en el humor o en la personalidad. Mientras que la gente se pone de mal humor de vez en cuando, los que sufren de demencia pueden tener bruscos y agudos altibajos en el humor, pasando de estar vertiginosamente contentos a violentamente enojados en solo minutos o puede que se pongan irritables o paranoicos.

8Observa si tiene signos de pasividad. Puede que los que sufren dicha enfermedad ya no quieran ir a lugares que solían ir, tomar parte en actividades que solían disfrutar o ver gente que solían ver.

Confirmando los síntomas

1Has que la persona afectada tenga una consulta médica. En algunos casos, un doctor de medicina general puede diagnosticar demencia senil, pero frecuentemente el paciente necesita ser derivado a un especialista, como un neurólogo, por ejemplo, que pueda diagnosticar la demencia en base a lo siguiente:

Un análisis de la historia clínica del paciente, incluyendo cuándo y cómo se manifestaron los síntomas. Basándose en esta evaluación, el médico puede ordenar análisis de laboratorio tales como hemogramas, o análisis sobre el nivel de glucosa en sangre, del líquido cefalorraquídeo o los niveles de la hormona tiroideana.

Un examen físico para identificar desórdenes que se pueden superponer o contribuir a la demencia tales como afecciones cardíacas, accidentes cerebrovasculares, deficiencias nutricionales o insuficiencias renales.

Un estudio de los medicamentos que el paciente puede estar tomando ya que determinadas combinaciones de drogas pueden empeorar los síntomas de la demencia.

Una evaluación neurológica que abarque toda la parte sensorial, reflejos y otras funciones para descartar otros desórdenes o identificar síntomas que pueden ser tratados.

Pruebas de memoria, lenguaje y matemáticas, incluyendo la habilidad para escribir, dibujar, nombrar objetos y seguir direcciones.

Una tomografía para identificar causas subyacentes de la demencia, tales como derrames y tumores.

Una evaluación psiquiátrica para descartar depresión como una causa subyacente de los síntomas del paciente.

Consejos

Hoy en día hay pocos estudios disponibles para identificar si una determinada persona sufrirá de demencia en un futuro. Los únicos estudios confiables que existen son aquellos para los tipos de demencia relacionados con un desorden genético como ser la enfermedad de Huntington.

Advertencias

Algunas personas que sufren demencia senil sus familiares pueden negar sus síntomas.

 

 

 

Ademas del tratamiento con terapia celular es recomendable seguir los siguientes consejos:

  • Tareas cotidianas
  • Para los cuidadores
  • Cómo prevernirlo

Las personas que sufren de la enfermedad de Alzheimer pueden necesitar ayuda con las actividades de rutina relacionadas con el aseo personal e higiene. Tener que depender de otra persona es difícil física y emocionalmente tanto para el paciente como para el cuidador. Algunas actividades pueden hacer sentir a ambos una perdida be independencia y privacidad.

Los siguientes consejos puden ayudar con el cuidado personal de una manera que mantendra la dignidad y autoestima de la persona: 

Aseo Personal/Bañarse

Ayudar a una persona a tomar un baño o ducharse puede ser la parte más difícil del cuidado personal ya que es algo íntimo. Una persona que sufre de Alzheimer puede percibir el baño como una actividad desagradable, amenazante, dolorosa, y puede resistirse, gritar, y golpear. Este tipo de comportamientos ocurren porque, la persona no entiende el propósito del baño y no sabe como expresar sus sentimientos por ejemplo: vergüenza que alguien los vea desnudos, sentir frío, y otras molestias.

Leer Mas!

Se entiende por cuidador a la persona que está a cargo del cuidado de una persona con Alzheimer. El cuidador puede ser un familiar, amigo/a o una persona contratada para ofrecer los servicios de cuidado. Sin embargo, lo más frecuente es que la responsabilidad de los cuidados de un enfermo de Alzheimer recaiga sobre un hijo que, por lo demás, tiene a su vez otras responsabilidades que atender (hijos, marido, trabajo, ocupaciones domésticas, etc)

En estos casos, ofrecer cuidado puede resultar muy difícil por momentos. Sin embargo, hay maneras de manejar la situación.

Seguidamente se indican algunos consejos que los grupos de trabajo sobre la enfermedad han encontrado útiles en los cuidados diarios del paciente con Alzheimer

Consejos de Tipo General

Establecer rutinas pero mantener las cosas normales

Una rutina puede disminuir la toma constante de decisiones y traer orden y estructura a la vida diaria, que de otra forma resultaría un tanto confusa.

Leer Mas!

Hasta hace poco tiempo, no existía evidencia científica que determinara que consumir grandes cantidades de vitamina E y otros antioxidantes redujera el riesgo de padecer males como el de Alzheimer. Sin embargo, recientes estudios publicados en los Estados Unidos aseguran que se podría vincular el consumo de estos nutrientes y la disminución del riesgo de contraer este mal.

Investigaciones actuales están poniendo interés en los resultados de las pruebas clínicas que comprueban la efectividad de la vitamina E y otros antioxidantes en la prevención del deterioro cognitivo que sobreviene con la edad y se acentúa en los pacientes con demencia. 

También se ha comprobado que suplementos de vitaminas E y D han mostrado un significativo efecto protector contra problemas de memoria y pérdida de la capacidad mental, así como contra la pérdida de la función cognitiva deteriorada a partir de la aterosclerosis o taponamiento de las arterias.

El estudio revela que los antioxidantes son una de los diez mejores caminos para preservar la memoria, ya que protegen a las células cerebrales de los radicales libres, tóxicos resultantes de la oxidación.

Leer Mas!

Noticias acerca del Alzheimer o la Demencia Senil

  • Ordenar por defecto
  • Ordenar por titulo
  • Ordenar por fecha
Cargar mas Noticias + Cargar todas las Noticias

Gracias por enviar su comentario

×

Reporte algún error